¿Por qué cantan los gallos?

Popularmente, está extendida la afirmación que los gallos cantan con la primera luz matutina y estos se proponen despertar a todo aquel que aún permanezca dormido. Esta afirmación es, sin lugar a dudas, demostrable por todos aquellos que viven en zonas rurales o han ido una temporada a pasar unos días en el campo.

Pero ¿te ha preguntado alguna vez por qué cantan los gallos? Este comportamiento suele ser habitual en estas aves de corral, y no es meramente un capricho. 

 

Por el equipo de ueia

 

¿Cómo cantan los gallos?

Los gallos son conocidos por su peculiar canto descrito por la onomatopeya “quiquiriquí”, con el cual osan despertar a todo aquel que duerma plácidamente por la mañana. Pero ¿nunca te has preguntado cómo es posible que produzcan este sonido?

 

Lo cierto es que los gallos, como muchos otros pájaros, basan gran parte de su comunicación en el sonido, y esto es posible gracias a su órgano vocal, la siringe (estructura que a nosotros nos permite hablar), así como también los músculos que la rodean y facilitan, en muchas aves, la posibilidad de emplear toda clase de tonos y gorjeos dependiendo de la fuerza con la que pase el aire y cómo se contraen dichos músculos.

 

Los gallos tienen esta compleja estructura ósea situada más a bajo que los humanos, pues se sitúa en la tráquea, concretamente, en la bifurcación que lleva el aire hacia los bronquios. Nosotros, en cambio, la tenemos localizada antes, en la laringe.

 

¿Qué significa el canto del gallo?

Ahora que ya sabes cómo son capaces los gallos de emitir su característico canto, seguramente quieras saber con qué intención estos realizan dicha conducta.

 

Primero de todo (y aunque seguramente ya lo sabrás), cabe remarcar que son los gallos, es decir los machos, los únicos que emplean este peculiar sonido. Las gallinas, en cambio, no tienen esta necesidad. Además, en caso de gallos castrados, estos tampoco producen este sonido.

 

Este comportamiento es, por lo tanto, producido como respuesta hormonal por el hecho de ser macho, y con dos finalidades bien concretas: para atraer a las hembras y como desafío territorial a otros gallos rivales. Excepcionalmente, los gallos también pueden producir este sonido como aviso, en caso que hayan detectado alguna amenaza en el entorno. Este comportamiento territorial no lo realizan únicamente los gallos, sino que muchas aves silvestres suelen producir sus cantos alrededor de sus territorios con la finalidad de avisar a los forasteros que se mantengan alejados.

 

Por último, cabe destacar que los gallos pueden emitir otro tipo de sonido, los cuales comparten en común con las gallinas: el cacareo. Este sonido, conocido por la onomatopeya “cocó”, suele ser más amigable y tranquilizador, pues es un sonido emitido cuando han encontrado comida, para llamar al resto del grupo o para dar inicio al apareamiento.

 

¿Por qué los gallos cantan al amanecer?

Los gallos cantan durante todo el día y, además, concentran sus cantos en ciertos horarios establecidos:

 

  • El amanecer.
  • El mediodía.
  • La media tarde.
  • La medianoche.

 

Sin embargo, estas aves son bastante conocidas popularmente porque cantan por la mañana, es decir, con la llegada de los primeros rayos de sol en el amanecer.

 

La verdad es que la afirmación de que los gallos cantan al amanecer no es del todo cierta, pues un estudio realizado en la Universidad de Nagoya (Japón), ha demostrado que los gallos no cantan principalmente debido a que perciben la luz del sol, sino más bien cantan al amanecer porque su reloj biológico les dice cuándo deben hacerlo.

 

¿Qué significa esto? Para entenderlo, deberás conocer en qué consistió dicho experimento. En este, los investigadores pusieron a prueba a estas aves exponiéndolas día y noche a una luz artificial, de modo que no podían distinguir entre horas diurnas y nocturnas y, por lo tanto, no podían percibir la salida de las primeras luces del amanecer. Sorpresivamente, pese a las mencionadas circunstancias, estos gallos seguían cantando poco antes de la salida del sol.

 

Este hecho determinó que el canto de los gallos viene marcado por su ritmo circadiano o su reloj biológico. Ahora bien, cabe destacar que pese a tener esta capacidad, este estudio no descarta que la aparición de la luz del sol influya levemente en este comportamiento, además de escuchar otras aves cantar por la mañana.

 

¿Todos los gallos cantan?

Sí. Este comportamiento es algo que forma parte de la naturaleza de todos los gallos. Es imposible “hacer callar” a un gallo, pues estaríamos tratando de reprimir una conducta totalmente inherente en este, como el respirar.

 

Ahora bien, no todos los gallos cantan con la misma frecuencia ni intensidad, pues como hemos visto, el canto es una respuesta innata a un determinado contexto. Por esta razón, dependiendo del entorno y el bienestar del gallo, este cantará más o menos y a mayor o menor volumen.

 

Principalmente, aquellos gallos que cantan menos son los que viven en ambientes que les hace sentir tranquilos y seguros, es decir que:

 

Tienen sus necesidades esenciales cubiertas (comida, agua, reposo…).

No perciben amenazas en su entorno (ruidos fuertes, otros animales…).

No conviven con otros gallos y, por lo tanto, no tienen rivales con los que competir.

 

Contrariamente, un gallo que sienta que vive en un entorno peligroso, vivirá estresado y se mantendrá constantemente en alarma, con la intención de proteger a las gallinas y su territorio.

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en whatsapp

Más artículos

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si aceptas o continúas navegando por el sitio web, consideramos que aceptas y autorizas el uso de cookies.    Más información
Privacidad